Raviolis de Espinacas con Jamón Ibérico

raviolis de espinacas con jamón ibérico

Raviolis de espinacas con Jamón Ibérico. Empezamos nuestra sección de recetas con algo sencillo y para todos los públicos.

Para no perder tiempo preparando los raviolis que sabemos que son muy entretenidos, podemos comprar unos raviolis rellenos listos para cocer y les preparamos un aceite de espinacas para acompañarlos, además de con unas lonchas de jamón ibérico y unas hojas de espinaca fritas. Es un plato muy sencillo de hacer pero muy vistoso a la vez.

Lo mejor de la pasta es que va bien con prácticamente todo, aprende a preparar esta receta de raviolis de espinaca con jamón ibérico. ¡A los niños les encanta!

INGREDIENTES

  • 1 paquete de raviolis de espinaca cocidos
  • 1 puñado de hojas de espinaca frescas
  • 150 g de Jamón Ibérico de Bellota en cubos
  • 1 cucharada de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 taza de leche
  • Sal y pimienta al gusto
  • Una pizca de nuez moscada

PREPARACIÓN

  1. En una olla pon el Aceite de Oliva Virgen Extra a fuego lento. En otro recipiente calienta la leche hasta que hierva. Incorpora la harina al aceite. Revuelve con una cuchara de madera hasta que haya tomado una consistencia cremosa.
  2. Agrega poco a poco la leche hervida. Es importante que lo hagas lentamente para que no se formen grumos. Hazlo hasta que hierva y empiece a espesar. Remueve por un par de minutos más.
  3. Cuando la salsa esté lista, retírala del fuego. Condimenta con sal y pimienta y, si deseas, también con una pizca de nuez moscada.
  4. Reparte la pasta en platos individuales. Vierte sobre ella la salsa blanca caliente, el Jamón Ibérico de Bellota en taquitos y algunas hojas de espinaca fritas, quedará un plato crujiente y suave a la vez.
  5.  Ya solo nos queda disfrutar de este espectacular plato de raviolis de espinacas con Jamón Ibérico.

Pasta perfecta en 5 pasos

  1. Cocina la pasta con agua suficiente para que se hidrate y no se pegue. Siempre multiplica la cantidad de pasta por diez de agua: 200g de pasta en 2 litros de agua.
  2. Cuando el agua de la pasta comience a hervir, agrega la sal. Utiliza 1 gramo de sal por cada litro de agua.
  3. Después de agregar la sal al agua, incorpora la pasta. Asegúrate de que el agua hierva en todo momento, aún con la pasta dentro, y mueve constantemente.
  4. ¿Cuánto tiempo debes dejarla? Sólo sigue las instrucciones del paquete, pero toma en cuenta que la pasta seguirá cociéndose cuando agregues la salsa, así que retirala del fuego un minuto antes de lo que sugieren las instrucciones.
  5. Escurre la pasta, sin enjuagarla y agrégala a una sartén con la salsa que vayas a utilizar. Saltéala durante un minuto moviendo constantemente.

Truco: Si la pasta queda un poco seca, agrega un chorrito de AOVE, hará que quede mucho más jugosa y evitarás que se apelmace.

Fuente: Hola.com

Hostelería B2B con Jamones Alba Romero

Somos especialistas en Hostelería B2B. Los mejores productos con Denominación de Origen Protegida Jabugo para tu negocio.




    Suscríbase a nuestro boletín de noticias